viernes, 2 de diciembre de 2016

Compañera de Vida

Artículo publicado también en Padlet para el proyecto "Un Mundo de Juegos"


"Compañera de Vida"
Por
Alejandra González


En la vida muchas cosas adquieren significado, tienen historia, son un ancla de recuerdos o simplemente son objetos que se encuentran ahí… siendo testigos del transcurso del tiempo, del ir y venir de las personas; de las llegadas, las despedidas y los más profundos secretos y anhelos.

En mi familia hay un objeto en particular que es todo lo anterior, y que ha estado con nosotros por más de 30 años. La pequeña coneja rosa, cuyo listón blanco ya se observa desgastado, ha pasado por las manos de tres mujeres. La primera de ella fue mi madre. La coneja rosa llegó a ella cuando apenas era una niña, pasaban horas jugando y guardando secretos en el compartimiento que la coneja tiene en su espalda; al ser mochila, mi madre la podía llevar a todas partes. Luego, cuando yo llegué a los 5 años, mi madre se reencontró con su viejo juguete, lo vi y me gustó tanto que le pedí fuese mío… Ella sin dudarlo me lo obsequió, y yo comencé a tener una nueva compañera de juegos; en ella pretendía guardar mis muñecas cuando salíamos, claro que sólo lograba poner dos como mucho. La usaba siempre, era un tesoro para mí porque había pertenecido a mi madre y ahora era mía, tenía muchos secretos míos y de mi mamá que guardaría para siempre.

Pasaron algunos años y mi hermana menor llegó a nuestras vidas. Llegó robándose la atención de todos, la mitad del cariño de mi madre, un espacio en nuestra casa y sobre todo nuestros corazones. ¿Qué podría darle que solo fuese nuestro? ¿Algo que compartiéramos realmente y que nos uniera? A mí mi madre me había reglado su pequeña coneja rosa… ¿Debería yo hacer lo mismo con mi hermana? ¿Regalarle mi más preciado tesoro? Esa pequeña niña regordeta, que no paraba de llorar por las noches, pero que te regalaba sus más tiernas, sinceras e inesperadas sonrisas… Sí, lo valía. Ahora, luego de 13 años de dicho obsequio, veo en la cama de mi hermana a la misma coneja rosa que me acompañaba en mis aventuras de niña, y que también acompañó a mi madre… Imagino al ver esa coneja rosa, ya un poco vieja y cuyo listón blanco ya se observa desgastado, la vida de mi madre, recuerdo mi niñez, y sobre todo revivo con nostalgia los primeros años de mi hermana. Tres personas unidas no sólo con sangre, apellido e incluso gustos, sino unidas por una coneja rosa, que más que un juguete ha sido un tótem de recuerdos, de nuestras vidas.


En la vida muchas cosas adquieren significado, tienen historia, son un ancla de recuerdos, testigos del transcurso del tiempo, y hay algunas más que aparte de todo eso, llegan a ser una compañera de vida. 

Link de publicación en Padlet (Muro): https://padlet.com/ale_monicagonzalez/a2qwxpc8rzy



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Referencia del Proyecto:


Proyecto "Un Mundo de Juegos"

Porque jugar es el momento en el que atravesamos fronteras sin importar dónde estemos físicamente y además, es una apertura de posibilidades expresivas creativas e integradoras que posibilitan la creación de nuevos objetos lúdicos.

Los participantes de este proyecto enseñan a jugar a diferentes propuestas características de sus regiones geográficas, replican juegos de otros grupos de alumnos, desarrollan nuevas propuestas lúdicas con materiales descartables, crean trivias abordando contenidos de las diferentes áreas temáticas y diseñan, en forma colaborativa, un nuevo juego de tablero sobre los juegos del mundo.
Otra de las actividades que realizan los participantes del proyecto es relatar historias a partir de sus juguetes preferidos o de alguno representativo de su historia familiar.
Visite el Blog del proyecto para conocer la propuesta. 
http://proyectounmundodejuegos.blogspot.com.ar/

Si optan por participar en este proyecto, la actividad propuesta consiste en fotografiar un juguete, que aún conserven de su infancia o que haya pertenecido a algún miembro de su familia, y relatar una historia asociada al mismo.

Aquí les dejo como información adicional este Museo "Juguetes, historias entre todos".
http://mimuseodejuguetes.blogspot.com.ar/

Museo MOOC  https://museomooc.blogspot.com.ar/


jueves, 1 de diciembre de 2016

Blog Escolar: IngeBlog


¡Meses sin tocar este blog!

Resultado de imagen para meme shame

Pero no por haberme ausentado un par de meses (No, Ale... ¡te fuise casi 4! Sin contar el año sin publicaciones antes del post de Agosto de este año:c ), significa que lo he abandonado completamente. Hay momentos en los que quisiera reseñarles muchas historias pero entre la escuela y el trabajo y mi intento por llevar una vida social... el tiempo simplemente me parece nada.

Sin embargo, en esta ocasión publico una pequeña presentación sobre mi experiencia académica y laboral, la cual había publicado en un blog creado especialmente para la materia de Mercadotencia que este tetramestre comencé a cursar. El fin de crear dicho blog era un misterio para mí hasta que hace una semana me enteré que era para postear un artículo sobre un proyecto telecolaborativo; en el próximo post verán ese artículo.

En fin, para evitar tener un blog más trasladaré el único post de mi IngeBlog... *Redobles*:


IngeBlog
                                  

"Acerca de mí
¡Benvenidos!
Mi nombre es Alejandra González y actualmente estoy cursando mi décimo tetramestre de la carrera de Ingeniería Industrial y de Sistemas. 
A partir de las actividades que he desarrollado, en una primera instancia como Asistente Administrativo, y actulmente como Purchaser (Buyer) y Project Manager Assistant, he adquirido experiencia en las áreas de:
  • Administración de Empresas
  • Cadena de Suministro
  • Administración de Proyectos
  • Seguridad Industrial
  • Recursos Humanos
Además de mis estudios actuales he tenido la oportunidad de pariticpar en cursos en línea con las universidades de: Georgia Institute of Technology (Speak English Professionally) y Universidad de California Irvine (Initiating and Planning Projets). 
La Ingeniería Industrial y de Sistemas es una parte fundamental y enriquecedora en todo tipo de organizaciones, pues mejora las operaciones, facilita los procesos, y enriquece la cultura organizacional, siempre enfocándose en la productividad de toda actividad que constituye a una empresa o grupo. Es tanta la versatilidad de la carrera, que sus conocimientos te permiten paritipar en proyectos como el diseño de instalciones de una planta de manufactura y el diseño e implementación de un plan de contingencia y normas de seguridad, hasta el análisis de costos, desarrollo del capital humano o la estructuración de un plan de marketing. Esa es una de las principales razones porque he optado por dedicar mi vida a esta carrera; su versatilidad te lleva a la búsqueda de mejora continua.
Una vez más...¡Bienvenidos a este blog!"

¡Hecho!
Ahora, en el próximo post verán el proyecto telecolaborativo que he elegido. ;)

lunes, 29 de agosto de 2016

Hay días en los que no sales de mi cabeza...


Hay días en los que no sales de mi cabeza. No, no te mentiré… la verdad es que todos los días te pienso.

Tal vez suena trillado, pero llegaste a mi vida de golpe: sin pedirte, sin soñarte, sin idealizarte; simplemente llegaste, con una pregunta simple y desde entonces te adueñaste de cada uno de mis días. Te juro, que eres la persona más complicada y profunda que he conocido, hay momentos en los que simplemente no te entiendo, incluso a veces me siento invasiva, como si quisiera conocerte pero hay miles y miles de muros por romper antes de llegar a tu esencia. Y a pesar de todo estás aquí… volviéndome loca, porque cuando no estás, cuando me ignoras, cuando decides desaparecerte de mi vida un momento, la ansiedad se apodera de mí… y no porque verdaderamente haya perdido la cabeza, simplemente porque me siento aburrida, me siento ajena a ti, a tu vida. Siento que soy yo quien te alejo.

Me gustan tus celos, tus preguntas, tus juegos y la increíble facilidad con la que alegras mis momentos más grises. Pero detesto profundamente el poder que tienes sobre mí, sí, el poder que te he dado de hacerme sentir feliz, o celosa, o aburrida, o desesperada por estar a tu lado. Y es que, debo confesarte, que estar a tu lado es tan divertido, tan maravilloso… tan relajante. Estar frente a ti, a pocos centímetros de tu rostro eleva mi pulso a palpitaciones incontables, aumentan la temperatura de mis mejillas y hacen que mis labios sientan un cosquilleo terrible por tocar los tuyos. Y he aquí un secreto: me encantan tus labios. Podría mirarlos y desearlos por un largo e infinito (desde el sentir de mi corazón) momento.

Me gusta tu inteligencia, porque aunque lo niegues, eres muy inteligente. Tu forma de ver la vida desde una perspectiva tan madura y tan libre ha complementado la mía. Me gusta que me saques de mi zona de confort, que me muestres arte y formas de reaccionar tan distintas a las que soy yo, pero siempre sin obligarme a cambiarme. Me gustan tus mensajes de “Buenos días”, y me duelen tanto tus momentos de ausencia.
Me asusta el punto al que he llegado, porque mi corazón no recuerda haberse sentido así antes. Viviendo en un espiral de emociones donde la adrenalina, el miedo, la paz, la alegría, la incertidumbre, la duda, la espontaneidad, y la alegría se mezclan, e incluso a veces se turnan para quitarme la concentración, o el sueño, incluso el hambre. Gabriel García Márquez asemeja el estar enamorado al estar sufriendo del cólera, y sería caer en un loco e incluso exagerado romanticismo pensar que sufro lo mismo, pero he llegado a un punto en que la duda del “¿Qué somos?” me hace sentir sin fuerzas.

¿Sabes qué es lo peor? Que me siento absurda, me da miedo estar escribiendo todo esto y descubrir al final del día que todo ha sido mi sueño, que cada palabra ha tenido otro significado, y que mi corazón anhelante ha caído de nuevo en un imposible que terminará por romperlo y dejarlo inservible otra vez. Pero es que simplemente no puedo explicar nuestra historia, no puedo simplemente dejarla a un lado como ya varias veces lo he pensado, intentado e incluso jurarlo; porque hasta eso… tienes una facilidad tan grande de volver a mí cuando he decido bloquearte de mi sentir.

¿Qué es lo que esperas? ¿Qué es lo que espero yo? No lo sé… tengo miedo, pero también este impulso absurdo de buscarte y dejar mi dignidad en tus manos; porque hasta eso te has llevado.

No eres indiferente, lo sé… sino sientes lo mismo al nivel que yo lo siento, sí por lo menos hay un cosquilleo en tu interior. Déjame darle un respiro a tu corazón.

Pero es que tengo tanto miedo, de que una palabra mía calle por siempre tus labios, que en lugar de acercarte, te lleve lejos de mí. ¿Cómo es que has logrado esto? ¿Quién te crees que eres para llegar y romper todos mis muros poniéndome a mí frente a los tuyos pidiendo por una puerta por dónde entrar, pero dejándome aquí expectante? No lo sé y sigo sin entender. Lo único que sé es que llegaste como un huracán, una tempestad.

Hay días en los que no sales de mi cabeza… y tardes, y noches, y sueños.



Alejandra González